Un día fui consciente de todo lo que me rodeaba, de mí misma, de que los defectos eran complemento de las virtudes, 

de que absolutamente nada estaba mal en mí. Todo era como tenía que ser, todo lo que había pasado, todas mis decisiones 

me habían traído hasta donde estaba. Y estaba bien. 

Y aunque me peleara conmigo misma, era fuerte, era amada, y era hermosa.

Como el Fénix - Higinia River (PREVENTA)

$750,00

Ver formas de pago

Calculá el costo de envío

Un día fui consciente de todo lo que me rodeaba, de mí misma, de que los defectos eran complemento de las virtudes, 

de que absolutamente nada estaba mal en mí. Todo era como tenía que ser, todo lo que había pasado, todas mis decisiones 

me habían traído hasta donde estaba. Y estaba bien. 

Y aunque me peleara conmigo misma, era fuerte, era amada, y era hermosa.

Mi carrito